La importancia de realizar un Plan Social Media.

La importancia de realizar un Plan Social Media.

A pesar de haber hablado hace  un tiempo sobre el tema, creemos oportuno hacer hincapié por comentarios de nuestros clientes. Agradecer de nuevo a nuestra compañera Laura su colaboración.

 

Cada vez son más los usuarios que  interactúan en redes sociales, las marcas y las empresas lo saben, por lo que recientemente se ha creado la figura del community manager. Pero no es oro todo lo que reluce en redes sociales, no sirve con que una persona adquiera el  apellido community manager para que nuestra marca esté presente en cualquier red social. Se necesita cierto nivel de formación y unas aptitudes básicas para desempeñar esta labor.

Desde Iddealia hemos sido testigos en multitud de ocasiones de problemas relacionados con este ámbito, donde la empresa nombra a un responsable de gestionar las redes sociales sin que tenga los conocimientos necesarios y sin una estrategia determinada, transmitiendo finalmente una imagen poco apropiada de la organización.  Decidir estar presentes en redes sociales es el primer paso pero no es el único antes de comenzar a interactuar con nuestros seguidores  o fans.

En primer lugar, tendremos que realizarnos la siguiente pregunta: ¿Por qué queremos estar en redes sociales? Todos conocemos el “boom” que ha sufrido el mundo social media, pero no todas las empresas están obligadas a tener una fanpage o un perfil en twitter; ni mucho menos la gestión es igual para todas las empresas.  Una vez resuelta satisfactoriamente esta pregunta será necesario establecer un plan de social media determinado y escrito. Esto que puede parecer irrelevante son los cimientos que sostendrán nuestra estrategia indispensable para un buen hacer en redes sociales.

Dicho plan de social media deberá contener como mínimo:

¿Quién es mi público objetivo?  Es necesario conocer quién será el público objetivo con el que vamos a tener contacto en el futuro para así poder hablarle en “su idioma” y mantener una gestión de contenidos que le resulte útil e interesante

¿Dónde está? Una vez que conozcamos quien es nuestro público objetivo deberemos saber donde se encuentra de modo que la comunicación sea fácil y rápida. No caigamos en el error de que nuestros clientes se esfuercen en buscarnos.

¿Qué le puedo ofrecer?  Si no dotamos a nuestra página de un contenido interesante relacionado con el sector al que pertenecemos no podemos esperar que nuestros clientes nos visiten con asiduidad. Tenemos que diferenciarnos en mayor o menor medida, para gozar de esa ventaja competitiva que incite al usuario a interactuar.

¿Cómo lo voy a  tratar? Está pregunta está íntimamente relacionada con la de “¿quién es mi público objetivo?” dependiendo de quién sea el destinatario de nuestro mensaje tendremos que adaptar nuestro lenguaje, siendo este acorde con el resto de políticas de comunicación de la organización, adecuando los perfiles para transmitir una imagen fiel a la misma.

Así mismo, no basta únicamente con conocer quién, sino desde cuándo, hemos de personalizar el mensaje según en qué momento de la relación con el usuario nos encontremos ¿es un nuevo fan-seguidor? ¿es cliente? ¿es participativo?…

¿Quién lo va a gestionar? Es importante conocer y definir la persona encargada de gestionar las redes sociales, para así “prestarle su voz a la empresa” y no confundir al cliente (cada persona tiene una forma determinada de expresarse que se percibe en sus mensajes) Esta persona será el responsable del correcto funcionamiento de las redes sociales y responderá de sus éxitos o fracasos.

¿Qué quiero conseguir? Sera necesario establecer una serie de objetivos que nos permitan encaminar la actuación del community manager, basándonos en la tipología de usuarios y en el sector al que pertenece nuestra empresa.

¿Qué voy a hacer para conseguirlo? Una de las preguntas clave en la profesionalización de la gestión de social media que contendrá la estrategia propiamente dicha. Será necesario conocer todas las respuestas anteriores para establecer una serie de pautas de acción determinadas que nos permitan alcanzar nuestros objetivos. Estas pautas deben dejarse por escrito y ser el manual a seguir por cada community manager.

 

Existen multitud de recomendaciones posibles para el buen funcionamiento de nuestras redes sociales, pero nunca podríamos comenzar sin la definición de un plan de social media y una estrategia clara, acorde con las políticas y la imagen de la organización.

 

Marta Sarrasín.

Consultora Iddealia .

Dejar una Respuesta