Limpieza mental

Limpieza mental

Para poder limpiar o eliminar aquello que nos hace daño en nuestra mente, aquello que nos lleva a tener malas ideas, malos pensamientos, que nos hace mal y por tanto al final tenemos una actitud inadecuada y un mal destino, hay que proceder de forma adecuada.

Hay personas que este proceso de limpieza les cuesta y se le hace muy doloroso. Pero no tienes que tener miedo ni sentir dolor.

Como cuando limpias una habitación, antes de ponerte a limpiar debes de mirar qué es lo que hay en ella, y una vez revisado lo que hay que limpiar, me pongo y <<limpio>>.

Cuando revisas la habitación, habrá algunas cosas que mirarás con cariño y las limpiaras para quitarles el polvo y las dejaras.

Otras cosas verás que necesitan un arreglillo.

Pero hay otras  que jamás volverán a servirte y es el momento de deshacerse de ellas ( algo roto y que no se puede arreglar, un balón pinchado y roto, platos de papel usados, revistas y periódicos antiguos……etc) se pueden tirar a la basura sin ningún tipo de remordimiento.

Pues lo mismo ocurre cuando queremos limpiar nuestra mente. No hay que enojarse porque algunas de las creencias que guardábamos en ella ya no sirve. Dejémosla partir tan fácilmente como esos periódicos viejos o platos de papel usados. Como bien pregunta la psicóloga Louise L. Hay,“¿Buscarías en la basura de ayer algo para preparar la cena de esta noche? Y para crear las experiencias de mañana, rebuscas en la vieja basura mental?”

Si una idea o una creencia no te sirve, ¡Renuncie a ella!

Ninguna ley dice que porque una vez haya creído en algo, tiene usted que seguir haciéndolo para siempre.

Tendrás que ver las creencias que te limitan y analizar de dónde te vienen. Al igual que con la habitación, tendrás que actuar en tu mente.

 

Javier Sarrasín.

socio-director

Iddealia Consulting.

Escuela de Ventas de Alto Rendimiento.

Dejar una Respuesta