¿Por qué apostar por la investigación en posicionamiento?

¿Por qué apostar por la investigación en posicionamiento?

“Cuando las empresas se empeñan en trasmitir una versión de sí misma que no se corresponde con la realidad, suelen tener un éxito breve y un despertar amargo”. Comunicación de ERICSSON.

Diferenciarse de la competencia consiste en distinguirse de ella a través de una ventaja competitiva y que ésta sea percibida por el cliente. Toda empresa, ya sea pequeña, mediana o grande tiene una identidad visual, que son los productos, marcas, los puntos de venta, y otra interna basada en la cultura y valores corporativos.

La marca es la parte visible de la empresa, y un activo cada vez más valorado, sea cual sea el sector en el que opere la entidad. La marca, mediante el estudio de su posicionamiento y estrategia de marca, permite a la organización diferenciarse del resto y poder encontrar un nicho de mercado, asegurando el éxito y duración de la misma.

¿Cuándo y para qué una empresa debe realizar dichos estudios? Cualquier empresa, en cualquier momento de su actividad, debe saber cómo los perciben sus clientes y potenciales clientes.

Es muy frecuente oír a empresarios decir: “…no, si yo ya se lo que piensan de mí mis clientes…”. No nos confundamos, por un lado está la imagen que la entidad quiere transmitir y, por otro, la realidad que percibe y siente el público, y esta realidad solo se descubre preguntando a tu público objetivo. El estudio de posicionamiento persigue unir estas dos realidades, el posicionamiento perseguido por la empresa y el percibido por el cliente.

Una empresa de nueva creación se puede plantear: ¿salgo al mercado con un solo nombre que englobe todos mis productos/servicios, o mejor optar por una marca para cada uno de ellos? Por otro lado, una empresa que está pensando diversificar su producto/servicio, pensará: ¿cambio de nombre o por el contrario mantengo mi marca? Y, como último ejemplo, una consolidada organización con un determinado posicionamiento e inmersa en el actual mercado innovador y mutante, inevitablemente se preguntará: ¿qué imagen de mi marca/empresa tiene mi cliente en su mente?, ¿cómo me sitúa respecto a la competencia?, ¿necesito llevar a cabo un reposicionamiento de marca? Éstas son algunas de las preguntas a las que da respuesta el estudio de posicionamiento y estrategia de marca.

Desde nuestro punto de vista como consultores de marketing e investigación comercial, pensamos que en numerosas ocasiones estudios de marketing, como el citado posicionamiento, son grandes desconocidos por las empresas, sobre todo por las pequeñas y medianas, y son en ellas, desde nuestro parecer, donde el marketing tiene más sentido y terreno por explotar.

Vivimos un momento en que la marca blanca está dominando el mercado, no solo en alimentación que es más conocido, sino en bebidas y droguería y perfumería. Según datos Nielsen (año 2014), la participación de la MDD (marca del distribuidor) en el mercado total es del 38,7%.

En este entorno con más razón, la empresa debe apostar por su marca, innovar, investigar y buscar valor añadido, siempre sabiendo cual es su posicionamiento perseguido y percibido.

Por último, nos gustaría concluir este artículo con la siguiente reflexión: para que una estrategia de marca y/o de posicionamiento se pueda implantar con éxito en una organización, ésta ha de tener una sólida cultura organizativa, en la que cada trabajador de la empresa represente a la marca, el equipo humano se sienta integrado, y que ofrezcan un servicio o producto que satisfaga las expectativas del cliente.

Una buena estrategia de marca busca ir más allá que conseguir una determinada imagen de la empresa, lo que se intenta lograr es la reputación de la marca, la fidelidad de los clientes y la de los propios trabajadores.

Iddealia Consulting

Iddealia

  • Social Links:

Dejar una Respuesta