Si piensas en positivo, sentirás en positivo y actuarás de manera correcta

Si piensas en positivo, sentirás en positivo y actuarás de manera correcta

Lo que ahora pensamos de nosotros y de nuestro mundo, lo aprendimos cuando éramos muy pequeños de las reacciones de los adultos que nos rodeaban.

Si convivimos con personas asustadas, histéricas, culpables…..etc, habré aprendido muchas cosas negativas sobre mí mismo y sobre mi mundo.

“Nunca hago nada bien, es por mi culpa, si me enfado soy una mala persona”……etc. Estas creencias generan una vida de frustración.

Cuando crecemos tendemos a recrear el ambiente de nuestro hogar de pequeños. Tendemos a imitar la relación que tuvimos con nuestra madre, con nuestro padre, o incluso la que tenían entre ellos.

Nos tratamos a nosotros mismos de la misma manera que nos trataban nuestros padres. Nos regañamos y nos castigamos de la misma manera. Nos amamos y nos animamos de la misma manera.

“Tú nunca haces nada bien”, “Es por culpa tuya”.  ¿Cuántas veces te lo has dicho tú a ti mismo?

“Eres maravillosa, te amo”.  ¿Cuántas veces te lo has dicho tú a tí mismo?

Pero como bien dice Louise L. Hay , yo no echaría la culpa a nuestros padres. Ellos en ese momento hacían lo que podían con su conocimiento, experiencia, formación, conciencia….etc. Incluso puede ser que ellos también de pequeños tuvieran la misma vivencia.

Lo importante, lo interesante, lo maravilloso es saber que eso fue tu pasado, está hecho y acabado. Lo que importa en este momento es lo que tú decidas pensar y decir ahora mismo, porque esas ideas y esas palabras han de crear tu futuro.

Todos los acontecimientos que te han sucedido en tu vida han sido creados por los pensamientos y las creencias que tenías en el pasado.

Lo único con que tenemos que vérnoslas es siempre una “Idea” y una “Idea” se puede cambiar…….¿qué alivio, no?. El problema viene de una “Idea”.

Louise L. Hay, experta que estudia el comportamiento y la psicología humana, nos explica, que, una “Idea” genera un sentimiento y uno acepta el sentimiento. Sin embargo, si no tenemos la “Idea” no tendremos el sentimiento.

Y las “Ideas” se pueden cambiar, cambia la “Idea” y el sentimiento se irá. El pasado no tiene ningún poder sobre nosotros. Tampoco importa durante cuánto tiempo hayamos seguido una pauta negativa. El momento es el presente. ¡Qué bien! Qué maravilla es comprenderlo así, ¿no?

Si quieres puedes empezar ahora mismo a ser libre.

Como bien comenta mi amiga la catalana, Mónica Mendoza, en su charla sobre motivación y automotivación, si mis pensamientos son negativos los sentimientos también lo serán, ello hará que tenga una actitud no adecuada y esta actitud se aglutina en conductas, las conductas repetitivas generan hábitos porque somos seres animales de costumbres y esos hábitos forman nuestro carácter, y el carácter nos marca el destino.

Qué fuerte es saberlo y no actuar…

Si de una “Idea”, de un pensamiento negativo nos marca el destino, no perdamos más tiempo e intentemos tener ideas positivas, pensamientos positivos YA.

Javier Sarrasín

Socio-director

Iddealia

Iddealia

  • Social Links:

Dejar una Respuesta